fbpx

Detección de contagio de COVID19:​

Las sospechas de contagio aumentan en centros y en los propios hogares de personas con autismo. Sin embargo no se están haciendo las pruebas de detección necesarias. Las especificidades y comorbilidades relacionadas con la salud de las personas con TEA las convierte en un colectivo especialmente vulnerable ante el COVID-19. Por eso es necesario que los test y pruebas médicas para detectar un posible contagio sean prioritarias entre el colectivo.

Atención sanitaria: pruebas de detección

Hospitalización por contagio de COVID19:

Es necesaria la consideración de nuestro colectivo, como población de alto riesgo y, por tanto, prioritaria para que no se queden fuera de la hospitalización al aplicar los criterios de los triajes.

Tanto la “Relatora Especial sobre los derechos de personas con discapacidad de la ONU sobre el COVID-19” el “Comité de Bioética de España” como el propio “Defensor del Pueblo”, han alertado sobre la posible vulneración de los DD.HH. en este sentido:

Además, en caso de hospitalización, es imprescindible hacerlo con los “ajustes razonables” mínimos, priorizando el acompañamiento familiar o profesional, para minimizar efectos sobre su bienestar emocional e integridad física. Sin estos “ajustes razonables” mínimos, se pueden intensificar conductas disruptivas, lo cual puede llevar a una sedación indefinida y/o ausencia de intervención.

Desde Autismo España aplaudimos cada día las acciones del personal sanitario y os queremos expresar nuestro mayor agradecimiento.

Somos conscientes de la dificultad de la situación, por tanto, os compartimos material para que podáis adaptar la hospitalización con ajustes razonables a las personas con TEA.
#EstadoAlarmaTEA
Suscríbete a Autismo España